Experiencia en la Obra Social Marillac – 23 de febrero


Retiro de preparación para la Cuaresma

Obra Social Marillac – Hijas de la Caridad

El pasado sábado 23 de febrero acompañé en su retiro de preparación para la Cuaresma a las Hijas de la Caridad de la Obra Social “Marillac” en Castellón de la Plana. A su vez me acompañaron de nuestra parroquia los jóvenes Inma Jiménez Alagarda y Ramón Cremades Monserrat de la Pastoral Juvenil Monteolivete.

Mientras un servidor predicaba por la mañana el retiro a las hermanas, nuestros jóvenes acompañaban en sus talleres matutinos a los residentes de la Obra Social que acoge a personas convalecientes sin hogar y que enfrentan alguna enfermedad mental grave o crónica.

Al llegar a la obra social, nos recibieron las hermanas y nos ofrecieron café. Distribuimos el trabajo del día y nos dieron un recorrido por el lugar. Reunidos con los chicos y chicas del centro, iniciamos la faena con una pequeña presentación que ayudó a un primer acercamiento y conocimiento mutuo, luego los acompañamos en sus talleres de pintura que realizan todas las mañanas luego de colaborar con el aseo general de la casa. El resto de la mañana hasta la hora de la comida estuvimos hablando con los chicos, conociendo sus realidades y animándolos a seguir adelante. Compartimos la comida entre risas y pláticas. Por la tarde realizamos dos actividades con ellos. La primera sobre la cuaresma: lo que representa este tiempo para la Iglesia y la invitación que nos hace para vivirlo caminando hacia la Pascua. Realizamos un trabajo en el que invitamos a los chicos a tener actitudes que nos ayuden a recorrer este camino de la mano de Jesús. La segunda actividad fue una lectio divina que de ordinario realizan todos los sábados por la tarde sobre el evangelio del domingo. Entre cantos, ecos de la Palabra y oraciones, agradecimos al Señor su mensaje y su invitación.

Nuestro día culminó despidiéndonos de los chicos y chicas de la obra social, de las hermanas y los colaboradores. Se sentía el ambiente de alegría y todos nos pedían que volviésemos pronto. La verdad que para los tres fue una gran experiencia. Los Padres Paules vamos a la obra social “Marillac” con regularidad, por lo que invitamos a todo aquel que desee acompañarnos en la próxima visita a que se ponga en contacto con nosotros. La obra que realizan las Hijas de la Caridad en el mundo entero es sorprendente, “Marillac” es muestra de ello.

Doy las gracias a Dios que nos ha permitido poner en práctica el evangelio, a Inma y a Ramón por su disponibilidad y a las Hijas de la caridad por su atención y pido a todos nuestros seguidores que elevemos una oración por los hermanos y hermanas de la Obra social “Marillac”, para que el Señor les conceda salud y bienestar y para que nunca les falten manos solidarias y buenos corazones que les puedan servir en su necesidad.

P. Reinaldo Bejarano, CM